El defensor del Moroso: Tu abogado defensor y abogado deudor del moroso

En el Defensor del Moroso ofrecemos un servicio jurídico orientado a cuidar y velar por todas aquellas personas que se encuentran en una situación de impago. Dándoles la oportunidad de cumplir con sus obligaciones sin que tengan que sufrir las consecuencias de verse expuestos en listas de deudores, sobreendeudamiento o acosados por empresas de cobro. Como son El cobrador del frac, El torero del moroso, El monasterio del cobro, El buda del moroso o Cobros el negociador. Que han aprovechado la difícil coyuntura económica sufrida en los últimos años para hacer negocio. Ridiculizando y complicando, en muchos casos, la situación que ya tienen los deudores.

Por eso queremos ayudar a todo aquel que se encuentre en un momento así. Ponemos a tu disposición un abogado defensor experto en el sector y con una larga trayectoria profesional. Un abogado deudor que analizará cada hecho concreto y te dará la mejor solución a tu situación. Con un conocimiento profundo de las empresas dedicadas al cobro de morosos y agencias de cobro.

De sobra son conocidas las estrategias que utilizan El cobrador del frac, El torero del moroso, El monasterio del cobro, El buda del moroso o Cobros el negociador para lograr cobrar las deudas. Colocación de carteles en el buzón del deudor y en la puerta de su vivienda, donde aparecen datos personales como nombre y apellidos del afectado. Tarjetas de visita por parte de los cobradores a vecinos y familiares del deudor. Así como seguimientos al deudor con disfraces llamativos. Todo ello con el objetivo de dejar en evidencia a las personas que se encuentran en situación de impago.

Estas prácticas, declaradas como ilegales por la Agencia Española de Protección de Datos, pueden detenerse con la ley en mano. Y en nuestro despacho contamos con un porcentaje de éxito que ronda el 90%. Cada abogado defensor con el que contamos conoce en profundidad estas técnicas. Por eso te ayudará a hacer frente a:

Cobradores de morosos: Cuando estas empresas entran en juego, el deudor se encuentra en una situación de indefensión total. Estos profesionales del cobro no dudan en utilizar cualquier técnica para lograr los pagos. Sin tener en cuenta las secuelas que pueden llegar a dejar a los deudores y a su entorno. Este es el caso de El cobrador del frac, El torero del moroso, El monasterio del cobro, El buda del moroso o Cobros el negociador.

Sobreendeudamiento: Esta situación se produce cuando el patrimonio y los ingresos de una persona no son suficientes para el pago de necesidades básicas y de las deudas. Algo que imposibilita que el deudor recupere la estabilidad económica y pueda permitirse saldar sus obligaciones económicas.

Agencias de cobro: ¿Quién no ha visto los anuncios de televisión en los que se ofrece dinero rápido y directo a tu cuenta bancaria? Lo que no se publicita tanto son las condiciones abusivas y comisiones astronómicas que implica aceptar ese dinero. Estas empresas se aprovechan de las personas que necesitan efectivo urgentemente para hacer negocio. Acosando y extorsionando posteriormente para cobrar sus altos honorarios. Algo que se puede evitar con la ayuda de un abogado deudor.

Registros de morosos: Se trata de listas negras donde se incluyen los datos de deudores. Lo que supone un estigma para la persona y una imposibilidad total de hacer cualquier operación financiera. Algo a lo que llaman “la muerte civil” del ciudadano. Y que requiere de un buen abogado defensor que consiga la eliminación de estos datos.

Insolvencias: En muchos casos la situación es tal, que los deudores son insolventes. Es decir, no tienen liquidez para afrontar los impagos. Nuestro abogado deudor llevará a cabo una defensa del crédito, reclamaciones frente a acciones de reintegración o frente a otros responsables, entre otros.

Defendemos tu honor, privacidad, derechos fiscales y derechos económicos. Protegemos tu intimidad y ponemos límite a las malas prácticas de las empresas que se aprovechan de estas dramáticas circunstancias. Contacta con nosotros y analizaremos tu caso. ¡Juntos conseguiremos que salgas de esta situación!