LOS REGISTROS DE MOROSOS

LOS REGISTROS DE MOROSOS – Rai, Asnef-Equifax, Experian Buerau de Crédito, Cirbe – son las temidas “listas negras”, o bien llamados, registros de solvencia patrimonial. En ellos están incluidos los datos de millones de ciudadanos, referidos al cumplimiento de sus obligaciones pecuniarias.

La inclusión en estos registros de morosos supone la expulsión del afectado del circuito financiero. Con razón se dice que la inclusión en estos registros supone la “muerte civil” del ciudadano. Es suficiente el impago de una factura de telefonía para que te incluyan en los registros de morosos.

En principio, nuestro ordenamiento jurídico es tremendamente sensible respecto a este tipo de registros. Y ello, de conformidad con lo previsto en el Art. 28.4 de la Constitución: “La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos”.

La Ley Orgánica de Protección de datos personales ha desarrollado el precepto constitucional. Por desgracia, a veces se produce una deficiente aplicación de la misma. EL DEFENSOR DEL MOROSO le defiende frente a estas deficiencias mediante el ejercicio de los derechos de acceso, oposición, rectificación y cancelación.

Estos son los principales registros de morosidad:

* EXPERÍAN BUREAU DE CRÉDITO.- Ostenta la titularidad de dos ficheros de solvencia patrimonial y de crédito sobre empresas y personas:

El fichero BADEX en que se recogen los datos personales de morosidad destinados a diversos sectores económicos.

– El fichero BADEXCUG está destinado específicamente a empresas del sector financiero.

Los datos incluidos en estos ficheros son aportados por las empresas adheridas a esta empresa. Como complemento a los anteriores, dispone de otro fichero denominado INCIDENCIAS JUDICIALES donde se incluye información derivada de actuaciones judiciales y ejecuciones administrativas. Esta información proviene de fuentes públicas, es decir, de los Boletines Oficiales.

* EQUIFAX IBÉRICA.- Dispone principalmente de dos ficheros sobre solvencia patrimonial y de crédito referidas a personas físicas y jurídicas:

    – El fichero ASNEF recoge los datos personales referidos a operaciones impagadas de cualquier género. La información es aportada por el propio acreedor: entidades financieras, compañías de telefonía, editoriales o empresas de suministros.

El fichero INFORMACIÓN JUDICIAL donde se incluye información derivadas de actuaciones judiciales y ejecuciones administrativas dirigidas contra el deudor. Esta información proviene de fuentes públicas.

* RAI.– El Centro de Cooperación Interbancaria es la asociación creada por bancos, cajas y cooperativas y que gestiona actualmente el RAI. En este registro se incluye información referido a efectos comerciales impagados (letras y pagarés).