Sobreendeudamiento

El sobreendeudamiento se produce cuando el patrimonio y los ingresos de una persona no son bastantes para el pago de las necesidades básicas y de las obligaciones contraídas con terceros.

 

En definitiva, nos encontramos ante el sobreendeudamiento cuando el patrimonio y la renta de una persona no son bastantes para cubrir el pago de las deudas a los acreedores, una vez deducidos los gastos corrientes de la vida diaria (vivienda, alimentación, colegios, electricidad etc).

 

Se estima que cuando el 40% de la rentas de una persona debe destinarse al pago de sus deudas, nos encontramos ante un sobreendeudamiento.

 

Las causas por las que se producen sobreendeudamientos son múltiples. Conforme a la experiencia de EL DEFENSOR DEL MOROSO, las principales causas son:

 

1º.- La disminución de ingresos de la persona al haber pasado a la situación de desempleo.

 

2º.- En el caso de los empresarios u autónomos, la bajada súbita de los ingresos.

 

3º.-La enfermedad del autónomo o del miembro de la unidad familiar que aporta los ingresos principales.

 

4º.- Las campañas publicitarias agresivas de las empresas que ofertan minicréditos y la irresponsabilidad del deudor de no leerse las condiciones en que se oferta el préstamo.

 

5º.- La utilización de tarjetas de crédito de un modo irresponsable.

 

6º.- El fracaso del proyecto de un emprendedor que ha invertido todo su patrimonio en financiarlo.

 

Insistimos en que las causas son muchas. Esto en un mero ejemplo.

 

Nuestro consejo es que acuda siempre a un profesional competente desde el primer momento en que se prevea el sobreendeudamiento.

 

No se puede decir que el legislador español sea un pionero en dar soluciones a estos casos de sobreendeudamiento que afecta a más personas de lo que pensamos.

 

Poco a poco se han ido dando soluciones a esta situación. En primer lugar, dando una mayor protección al consumidor y usuario en las operaciones bancarias y crediticias y, en segundo lugar, adaptanto la institución del concurso de acreedores a las situación social actual.

 

EL DEFENSOR DEL MOROSO intenta poner solución a estos casos de sobreendeudamiento.

 

En primer lugar, será necesario un estudio profundo de la situación del deudor.

 

En segundo lugar, será preciso la renegociación de las deudas con los acreedores. En el momento actual, se pueden obtener unas quitas de hasta el 60% de la deuda.

 

Si lo anterior no fuera suficiente, será necesario acudir al estado preconcursal, aplicando lo preceptuado en la llamada Ley de Segunda Oportunidad.